El curso está orientado a promover, entre estudiantes de últimos años de secundaria y de primeros ciclos de universidad, el aprendizaje, la reflexión, y la formulación de una postura crítica propia sobre el racismo y la discriminación étnico-racial en el Perú, abordándolos como componentes de un problema de carácter público y reforzando así la valoración positiva de la diversidad cultural.